Se produjo un error en este gadget.

martes, noviembre 28, 2006

Porque el publico lo pidio

Así es, ante la insistencia de la gente que entra con frecuencia a este blog, no me queda más remedio que ofrecerles la imagen de Jornelas Skywalker en su presentación con sable rojo.






Nota: Es increíble como Jorge Ornelas entiende tan bien el concepto Logos Wars. Bueno, más que increíble es bien chido. Hay personas que todavía no logran entenderlo con tanta claridad y se lo toman demasiado, pero demasiado en serio.

Próximamente no se pierda el gabinete del horror. Auspiciado por el Gobierno Federal de la República... No, no la de la guerra de las galaxias, sino la de éste país

sábado, noviembre 18, 2006

No se pierda este 21 de Noviembre la filosofia a contrapelo en el Aula Magna

El título que acaba usted de leer no tiene relación alguna con este post, de hecho, para ser sincero (si es que eso es realmente posible (quiero decir físicamente posible y no metafísicamente o lógicamente posible)) el día internacional de la filosofía no me tiene con mucho cuidado. Y no me tiene con mucho cuidado porque eso de buscarse como pretexto un día para filosofar me parece ridículo. Quizá para algunos jóvenes entusiastas representaba el momento idóneo para codearse con los grandes, pero creo que para eso están los congresos (Eso si hay realmente grandes –creo que sí los hay y no dudo que los organizadores del contrapelo filosófico en la facultad crean lo mismo (Se tomaron mucho tiempo en invitar a esos que llamo los grandes. –Claro, poco aceptaron)–). En fin...

Antes que nada he de pedir una disculpa a aquellos lectores que han esperado un nuevo post en este blog. No tengo excusa ni pretexto que ofrecerles, por lo que si esperaban ver escrita alguna anécdota sobre un colapso nervioso que me impedía escribir o alguna otra historia, pues no, no la tengo. –Ahora que... podría decir que mi ausencia en este medio se debe a la constante persecución hacia mi persona del Pachecón Maldosón, pero sería mentira; además quienes leyeran tal historia estarían seguros de que el Pachecón Maldosón no es otro que yo mismo– y eso no es el caso.

Ahora bien, hay algo que realmente me debería ocupar en esta sección. Es por supuesto la, quizá ya no tan reciente, aparición de un artículo acerca de este su blog (¿?) en la Página personal del Doctor Ernesto Priani. Este artículo habla en particular de los profesores que, gracias a la tecnología digital, he logrado hacer que parezcan auténticos personajes de la Guerra de las Galaxias. Pero no sólo habla de Horneffer hecho un verdadero Jedi Master, sino del trasfondo lúdico que a hecho esto posible. De cualquier modo, creo que debí empezar éste post agradeciendo al Doctor Priani por tomarse tan en serio el juego o, más bien, por jugar con la muerte de mi daimon o por simplemente seguir el juego.En suma, por dedicarle unas palabras a éste blog que no se debe tomar nunca en serio, y que, sin embargo, hay quienes nos lo tomamos muy seriamente. En otras palabras, Priani dedicó un artículo a este blog y eso me dio mucho gusto. (Creo que no empecé por el principio, porque he leído demasiado a Derrida éste semestre, lo cual es curioso, pues, la lectura de Derrida debería estimularme para que escribiese más de lo que usualmente escribo, mas no he escrito nada. –Tengo que empezar a preguntarme por qué he desvariado tanto a lo largo de éste texto–). En fin...

Una vez que he agradecido a Priani el haber comentado acerca de la reflexión en torno a la Fuerza filosófica, entonces, es momento de preparar una respuesta a dicho comentario. Esta respuesta no pretende ir más allá de lo que pretendo hacer poniendo las caras de los profesores del colegio de Filosofía de la FFy L de la UNAM. O sea esta respuesta nace entonces como una necesidad de actualizar éste blog, tomando en cuenta lo que un público espera Aunque también, para ser franco, creo que sería lo menos que podría hacer para que éste blog salte directo al estrellato (risas). En fin...

Ante todo me gustaría aclarar que quizá la lucha entre analíticos y continentales tenga principalmente como inspiración al filósofo Rudolf Carnap, quien sobra decir, es uno de los personajes que abiertamente llama a lo que (más o menos) conocemos como filósofos continentales: metafísicos. No olvidemos también muchas de las conferencias de Paulina (ya saben a quien me refiero) en donde abiertamente, ella también, llama a los continentales (excluyendo a los filósofos de la ciencia del continente) metafísicos. Así pues, también es necesario aclarar lo evidente que es la separación, la brecha que hay entre el Instituto y la Facultad. Brecha que, por supuesto, no puede ser comparada al maniqueísmo de Star Wars, pero que sin embargo, esta imposibilidad de comunicación entre analíticos y continentales cobra cierto sentido en éste juego de Fuerza y lado oscuro. Sentido meramente lúdico.

Para finalizar este post, el artículo de Priani empieza con una reflexión acerca de estos personajes que son y no son ficticios. Priani se pregunta si hay la posibilidad de un lado oscuro de la filosofía, con lo que Priani desarrolla su reflexión en el caso de Oaxaca y en general de la situación política del País. Priani, pues, abre la reflexión acerca de un juego, para hacer una reflexión acerca de la realidad, para quejarse y hacer un reclamo político que no intenta ocupar un tenor de especialista, sino de persona de la vida pública. El demos, empieza la vida política por el juego mas sus quejas son reales. Priani toma, entonces, la palabra como miembro de una res pública.
De tal modo, sobra decir que en el juego de Logos Wars –como lo hemos llamado los pólemos– se identifica a los analíticos no como seres perverso, sino que se les concibe como personajes (Y hasta cierto punto se refleja en su filosofía de la normatividad) de gran poder y fuerza. Maestros a seguir finalmente. Quizá en el juego de Logos Wars el lugar de Ulises Ruiz o de Vicente Fox esté guardado para los Hutts o algo más monstruoso y desagradable, y por supuesto, alejado muy alejado de la Fuerza.